¿Qué capitulo deseas leer?

“Ver el mundo en un grano de arena,
Y el Cielo en una flor silvestre,
Acoger el Infinito en la palma de tu mano,
Y la Eternidad en una hora…”

(William Blake)


"Michael veía el Infinito en una pulgada."

(Howard Bloom)

Capitulo 12: La Promesa

 Capitulo 12
La Promesa

Asentí entre sus brazos, apartándome ligeramente para observar su rostro entre la semi oscuridad de la habitación.

-Me costó mucho encontrarte. Tuve que equivocarme una y otra vez para poder hallarte por fin en el lugar que menos espere –murmuró, apartando un mechón de mi frente con sus dedos tibios –Ahora quiero que hagamos un pacto ¿De acuerdo?.

Volví a asentir, tomando su mano otra vez y llevándomela a los labios.

-Seremos mucho más que amigos, para siempre. No existirán las mentiras entre nosotros, ni los secretos…-Hizo una pausa, esperando mi respuesta.

-Claro.- dije tras una sonrisa, perdiéndome por un segundo en el brillo cristalino de su mirada, y en el calor que exhalaba la piel de su mano al acariciarla con mis labios.

-Nos cuidaremos mutuamente, para siempre, y nos apoyaremos el uno al otro. Seremos dos partes de una sola cosa y nunca, jamás, nos volveremos a separar, porque si llegásemos a separarnos… estaríamos incompletos.-

-Incompletos… -repetí, hundiendo mi mirada en la suya –Horriblemente incompletos.

-Ya no seremos “tú” o “yo”… sino “nosotros” para siempre –musitó acortando el espacio que nos separaba y acariciando mi mejilla con la punta de sus dedos, como si tuviese miedo que de que fuese a romperme en mil pedazos ante su contacto.

“Nosotros”
Por un breve segundo comprendí la magnitud de la promesa que estaba haciendo. Nunca más seria “Yo” o “Mi mundo” sino que ahora seria, para siempre “Nuestro mundo”. Ahora nos pertenecíamos de una forma irreal pero verdadera.
No era una promesa de dos enamorados ni nada parecido.
Éramos dos amigos que por fin se habían encontrado en esta vida. Éramos mucho más que todos los sinónimos que cabían en una relación.

-Para siempre.- le dije, asintiendo.

-Ahora levanta tu mano derecha y ponla sobre tu corazón. –dijo Michael frunciendo el ceño, serio. Me mordí el labio ligeramente y puse mi mano junto a mi corazón, advirtiendo como los latidos chocaban y se triplicaban contra mi piel.

Michael me estudió detenidamente, frunciendo por un segundo sus perfectas cejas oscuras y hundiéndome en el magnetismo irresistible de su mirada.

-Ahora…- susurró Michael, con los ojos brillando de expectación –Prométeme que no te marcharás de aquí.-

Separé mis labios, dispuesta a replicar cualquier escusa… pero mi boca se selló al instante después, mientras los ojos de Michael parecían amarrarme y envolverme en un hechizo perfecto y cegador, ante el cual no tenia ni tendría jamás, defensa alguna.

¿Cómo era posible que él me hiciese jurar algo como aquello? ¿Acaso no era capaz de ver los mundos y las millas que se extendían entre ambos? ¿Acaso no temía que, al final, esa magia que parecía envolvernos de pies a cabeza, terminara por destruirnos?
Sentí pánico por un segundo.
Me di cuenta, mientras me perdía en las facciones perfectas y simétricas de su rostro, de que Michael se estaba convirtiendo en lo más valioso de mi vida…
Pero sabia perfectamente que no debía asirme a la soga que él parecía estar extendiendo hacia mi, pues podía perderla de un segundo a otro, como había perdido todo lo demás.

-Siempre estaremos juntos- le prometí –De un modo u otro.

Fue todo cuanto pude prometer, pues el miedo a perderle me dejó sin defensas ni fuerzas para replicar nada más.
Y él me observó entonces, estudiándome detenidamente con sus hermosos ojos marrones, mientras una mueca de dolor cruzaba sus perfectas facciones.
Advertí como mordía su labio inferior, como si mis palabras hubiesen abierto una fisura en su corazón.

-Si no puedes hacerme esa promesa… entonces quizás deberías irte ahora. Por que estoy seguro de que, si te quedas por más tiempo… -hizo una pausa y desvió la mirada –Si te quedas… terminaré necesitándote demasiado.

Se puso de pie entonces, evitando con todas sus fuerzas mirarme otra vez.
Vi como se apartaba de mí y se alejaba en dirección a la puerta de la habitación.
Me puse de pie también y volteé para ver como su mano se posaba sobre el picaporte de la puerta, dispuesto a marcharse y desaparecer tras la nada.

-Michael…-musité, sintiendo el dolor impregnando cada recoveco de la habitación.

-No te preocupes. Quizás tengas razón. Supongo que, al fin y al cabo, lo mejor es que te marches cuanto antes si es esa tu decisión. No puedo obligarte a hacerme una promesa que en realidad no sientes. –sonrió de forma triste, cansada –Esta bien… -

Guardó silencio y volteó para desaparecer tras la puerta.

Un pánico paralizante me invadió cada miembro del cuerpo en cuanto tomé conciencia de lo que aquello significaba. Michael no quería que me fuera… Michael me necesitaba… Y entonces lo hice.
Lo hice sin pensar absolutamente en nada, tal como siempre reaccionaba cuando Michael estaba cerca.
Sin pensar…

Corrí y me abalancé sobre él, tomando su rostro entre mis manos para que sus ojos se encontraran con los míos, observando sus labios cerrados a un centímetro de los míos.
Rodeé su cuello con mis brazos, situándome en puntillas para mirarlo directamente.
El aroma de su cuerpo, su aliento suave pasando a través de mi… por un momento me hicieron perder la coherencia.

-Perdóname Mike… perdóname. A veces soy una verdadera idiota. –Le dije – Me quedare, me quedare todo el tiempo que quieras, te lo prometo.-

-¿Lo prometes? –me preguntó él con sus ojos tiernos, como un niño que busca la promesa de que el monstruo en el armario no existe en realidad.

-Lo juro –asentí – Me quedare contigo para siempre. Además, si me voy, estaré incompleta ¿Lo recuerdas? No puedo vivir sin mi otra mitad –

La sonrisa de Michael brotó de sus labios, pura, cristalina.

-Desde ahora somos “Nosotros”… y así será para siempre –me susurró con aquella sonrisa suya que lograba disipar todos mis miedos y dudas.

Nos abrazamos, riendo, como dos niños que hubiesen descubierto un grandioso secreto, como si conociésemos la verdad mas grande y absoluta del mundo.

Reí y reí mientras jugaba con Michael, haciéndonos cosquillas y rodando por el piso alfombrado de la habitación. Nuestras carcajadas inundaban todo el silencio, como si la felicidad fuese algo que estuviera allí, entre nosotros, como otra compañera más de juegos.

Luego de un rato, cansados y sonrientes, con el pelo alborotado, salimos de la habitación entre carcajadas y tomados de la mano.
Lo acompañe a su habitación y ahí nos quedamos durante horas, viendo películas y lanzándonos palomitas de maíz que rodaban entre las almohadas diseminadas por todo el cuarto.

Nunca en mi vida me había divertido tanto, nunca.
Toda la tristeza se había esfumado de pronto como si solo fuese un pañuelo que pudiera sacarme de encima. La felicidad con Michael, era la cosa más fácil del mundo.

Cuando faltaban horas antes de que amaneciera, abrí mis ojos para ver a Michael durmiendo a mi lado, boca abajo y con sus rizos cubriéndole el rostro.
Nos habíamos quedado dormidos en mitad de una película, sin darnos cuenta.
Me quede allí, vuelta hacia él, bajo el suave peso de su brazo sobre mi cadera mientras sentía su respiración calmada contra mis labios.
Aparté los rizos que cubrían su rostro y le observe durante largo rato, admirando la expresión inocente e infantil de sus facciones, recorriendo con mis dedos el contorno siempre perlado y perfecto de sus labios llenos… derritiéndome de felicidad y de emoción ante el sutil aroma que exhalaba su piel a escasos centímetros de mi.
Verle dormir era la cosa más hermosa del cosmos. Sentir su respiración calmada y deliciosa aflorando de sus labios era como percibir el sutil aroma de las flores en plena primavera… era sentir que mis nervios se tensaban y revolvían, inquietos, al sentir su cuerpo tan próximo a mi.
Verle dormir era, sin duda alguna, como caminar entre nubes con los ojos cerrados, o tocar la estrella más brillante de todas con una mano.
Aquello si era magia.

Me aparte, lentamente, cuidando de no despertarle.
Puse una manta sobre él y apague la televisión. Acomodé al osito Teddy junto a él para que lo cuidara y silenciosamente camine hacia la puerta.
Pero un segundo después me arrepentí, y tras esbozar una picara sonrisa, me devolví rápidamente y le plante un beso en la mejilla, conciente de que nunca tendría otra oportunidad.
Michael dormía profundamente, así que ni siquiera se dio cuenta.

Y finalmente, tras dedicarle una ultima mirada, salí de su habitación en silencio.

19 comentarios :

  1. Ternura,Ternura!!!!!!!!!

    "...tras esbozar una picara sonrisa, me devolví rápidamente y le plante un beso en la mejilla, conciente de que nunca tendría otra oportunidad"

    Yo que ella le planto el tremendo calugaso xDDD

    Que suerte tiene ¬¬.....
    xD!


    Verle dormrir a Michael debe ser alucinante.


    Bye.


    Y recontra mil felicitaciones de nuevo amiga Ritchie

    ResponderEliminar
  2. Dioos! Lo ame demasiado*------*
    Exelente capitulo..
    hace poco comenze a leerla y quede completamente enamorada de la novela!

    ResponderEliminar
  3. pero sq tienes una facilidad pa tenerme pegada alucinante!!!...
    me encanta!!!...
    muy buen capi!...
    ya no seremos tu o yo... sino NOSOTROS!... es magico!... me recordo a BEN! ... xD
    felicidades ritchie!...
    espero con ansias el prox cap!..
    mil bxos!

    ResponderEliminar
  4. aaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhh! *w*
    TERNURITA! ^^' n___n aaaaaaaaaaaawwwwww!!!!!
    Al principio me enoje con ella ¬¬' pero después de que se lo prometio me contente (?) jaja bn loca yo! xDDDD!
    Re hermoso el capitulo!!! ^^'
    Ya sube más!!!!!!!!!!! (Y) xDDD!
    Saludos mujeeer! ^^

    ResponderEliminar
  5. Amo esto, si, sin duda lo amo <3 muy lindo *---* tan tiernos los dos ^^ awww ahora son "nosotros" aaaahhh grito d la emocion! que bello!!! uuh espero el siguiente!! bss!

    ResponderEliminar
  6. Ahiii! me encanto!
    pobre Mike, asl principio...
    que profundo lo haces, me encanta ciomo te expresas! :D

    Ame con ternura el final xD
    actualiza pronto, me encanta tu novela...♥♥♥

    ResponderEliminar
  7. Que puedo decir! Me sieto la protagonista. Mi corazón realmente se sintió incompleto, como si me lo arrancaran mientras Michael se alejaba, parecia que todos los miedos regresaban entre la desesperación decirle que si SI Y SI, que nunca me ire. Las cosas que me haces sentir es muy Mágico Ritchie ¡Gracias! Este capitulo estubo de maravilla como todos. Espero que la sigas pronto. No te tardes tanto xD

    ResponderEliminar
  8. Hermoso ¡Hermoso! ¡HERMOSO! <333
    Me encanto, me encanto este capitulo, es fantastico... esto es ternura pura, I love it!!
    Me encanta la manera en que te expresas, es muy hermosa... realmente eres toda una inspiracion. :D

    Amo tu novela, realmente la amo <333
    Espero el siguiente capitulo, besoos! :)

    ResponderEliminar
  9. Qué capitulo mas tiierno y boniitoo (:
    Espero con muchisimas ganas ese primer acercamiento definitivo..ese primer beso.
    Ritchie, porfavor..sube con más frecuencia..la espera es INSOPORTABLE.
    Te mando un beso enoooorme!
    Sigue Pronto!
    Paola.

    ResponderEliminar
  10. *---* Michael dormido, como un bebe *---* lindo con sus rizos perfectos y...Awww!me lo re imagine, y cuando aww! estaba triste awww! )= me dieron ganas de seguirlo ._.' LA NOVELA ES A-L-U-C-I-N-A-N-T-E :3 re profunda cuidate

    Todo con A.M.O.R
    Gene._.

    ResponderEliminar
  11. me encanta simplemente memorable es una de las mejores novelas k e leido te felicito!!!!!!
    att: yeli

    ResponderEliminar
  12. yourockmyworldMichael (Shannon!) ;Dvie. oct. 22, 02:13:00 p. m.

    Mi Corin! Que verguenza!!
    Perdoname por no haberte dejado comment antes, pero hasta ahorita me dieron chance de entrar a la compu...¬¬'
    (Bello viernesito! ^^)

    Pff! pues ya que te puedo decir mujer!
    Todo lo que te puedo decir, ya te lo he repetido como 29834i87656893023746y4u38 veces! D:
    xD

    Ya para cuando el siguiente mujer?! D:.

    AAH! AAH!
    QUIERO SABER QUE PASAA!! :S

    BESOTEES MI CORIN TELLADO!
    n.n

    ResponderEliminar
  13. ReTierno!

    la parte final la que mas me encanto
    simplemente hermoso.

    NOSOTROS! una palabra que no volvera ser la misma desde ahora.


    Felicitandote otra vez Ritchie
    eres unica

    by: Deina*

    ResponderEliminar
  14. siguela pronto x fa estoy x de mas intrigada sube el proximo capi prontico!!!

    att:yeli

    ResponderEliminar
  15. sdasdasdasdsa! quiero dejar las pocas palabras que me dejas para los siguientes capitulos...
    Haces que me enamore cada día más de Mike! es que es como todo taaan perfecto! tanto que me gustaría estar ahí!

    (Si, la ingrata ha vuelto lalalala.) <3!

    ResponderEliminar
  16. Lindo, lindo, lindoooooooooo!!!!!!!!!!!!!!!!!! Lo adoré, qué belleza de capítulo.
    Feliciades

    ResponderEliminar
  17. Esto es MARAVILLOSO!! Muchas gracias por trasportarme a este mundo …lleno de emociones encontradas que lo hacen perfecto! "Verle dormir era la cosa más hermosa del cosmos" <<me derreti con eso :)

    ResponderEliminar
  18. hayyyyyyyyyy me muero me muero,me encantó ojala lleguen a hacer mas que amigos;) saluditos y besos..........Laura A.

    ResponderEliminar
  19. que hermoso!!!!!!!!!!!!!!!! me encanta la ambientación, realmente mehaces sentirlo y es maravilloso.............

    me impacta tu imaginación, el amor que describes es tan magico, me haces volar, ni siquiera se como explicarlo pero, cada movimiento, cada palabra destella amor puro, parese que tu tambien lo vivieras, ....... es como si fueras testigo de todo, je me intriga, ¿como haces para escribirlo? es tam wow que no puedo creer que solo sea imaginacion....(me atreveria a apostar que es más que eso)... me dejas sin habla
    felicitaciones!!!!

    ResponderEliminar

¿Has disfrutado de la publicación? ¿Has sonreído? ¿Has llorado? Déjanos tu experiencia :)

Extracto, carta abierta de una lectora:

"Te reconozco dones y talentos bellísimos para hacer lo que tan bien haces. Michael seguramente se siente profundamente orgulloso y agradecido por el homenaje que le obsequias con cada uno de los capítulos que nos ofreces de forma amorosa e incondicional, con el único satisfactor de ser leída.

Creo en LA LEY DE LA RECIPROCIDAD. Creo en el DAR y el RECIBIR. Creo en el INTERCAMBIO DE VALOR POR VALOR y es por ello que invito a todos tus lectores a que pierdan el temor y se decidan a devolverte en palabras sencillas del alma, aquello que han recibido en la lectura de "La Chica en el Espejo".

Un abrazo cariñoso a todos tus lectores. Y otro, muy fuerte y muy hondo, para ti."

up